Urgencias - Emeergencias vittal Urgencias (011) 4000-8888
Dengue – Medidas preventivas y manifestaciones clínicas

Dengue – Medidas preventivas y manifestaciones clínicas


El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes Aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad.

El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna.

Las personas infectadas presentan viremia (virus presente en el torrente sanguíneo) desde un día antes y hasta cinco o seis días posteriores a la aparición de la fiebre.

Manifestaciones clínicas

El Dr. Silvio Aguilera (MN 52003), Emergentólogo y Director Médico de vittal, señala que la infección por dengue puede ser clínicamente inaparente o puede causar una enfermedad de variada intensidad; es una enfermedad sistémica y muy dinámica.

Las infecciones sintomáticas pueden variar desde formas leves de la enfermedad, que sólo se manifiestan con un cuadro febril agudo, de duración limitada (2 a 7 días); a otros cuya fiebre se asocia a intenso malestar general, cefalea, nauseas-vómitos, cansancio intenso, dolor retro ocular, dolor muscular y dolores articulares.

Durante la etapa febril, el paciente puede manifestar, además, astenia, exantema, prurito y síntomas digestivos tales como discreto dolor abdominal y, a veces, diarrea.

En no más del 50% de los casos, estos síntomas pueden acompañarse de un exantema (erupción cutánea) no patognomónico.

Algunos casos de dengue pueden evolucionar a formas graves en las que hay manifestaciones hemorrágicas, que pueden llevar a un cuadro de shock.

Recomendaciones importantes

El Dr. Aguilera recomienda: “ante síntomas de dengue, no se automedique. No tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares. Lo más conveniente es consultar al médico para que él indique la medicación adecuada”.

Prevención

La mejor forma de prevenir el dengue es eliminar todos los criaderos de mosquitos tanto dentro como fuera de la casa eliminando recipientes que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

También es importante prevenir la picadura del mosquito, colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas y usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas. Recordar que ahora en verano primero se coloca el protector solar y luego de unos 20 minutos el repelente.

Recomendaciones sobre el uso de repelentes contra el dengue

Los repelentes de insectos son sustancias que, por su olor o naturaleza, ofrecen protección contra las picaduras de insectos. Se aplican sobre las diversas zonas del cuerpo mediante lociones, cremas, vaporizadores, roll-on, stick-gel, toallitas impregnadas, etc., a través de los cuales los principios activos son depositados sobre la piel. Generalmente aseguran una protección de 4 a 8 horas después de su aplicación.

Uno de los más utilizados es el DEET(N N-diethyl-m-toluamida). La concentración de DEET puede variar de un producto a otro y en las diferentes formas de presentación. La duración de la protección depende de la concentración: un producto con DEET al 10% protege durante 2/3 hs. aproximadamente, en cambio al 25% , la protección es de 6 hs. en promedio.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los repelentes que se usan en niños no deben contener más de un 30%de DEET.

NO SE RECOMIENDAN los repelentes de insectos para los niños menores de 2 meses de edad.

Debido a la situación epidemiológica actual del dengue y otras enfermedades transmitidas por mosquitos, se han modificado las recomendaciones clásicas sobre el uso de repelentes, extremándose el cuidado de los niños a partir de los 2 meses de edad.

La Citronella es menos efectiva que la DEET y, en el contexto epidemiológico actual, se desaconseja su uso, los principales inconvenientes de este compuesto son su limitado efecto como repelente y que no tiene una acción duradera en el tiempo.

Para la aplicación de los repelentes, deben recordarse los hábitos de actividad de picadura del Aedes aegypti: es mayor en la mañana, varias horas después de que amanece y, en la tarde, horas antes de oscurecer.

Aplicación correcta de repelentes con DEET

Es importante tener en cuenta estas recomendaciones para evitar la aparición de efectos adversos por el uso de repelentes:

• Revisar la etiqueta del producto para encontrar información sobre cuánta cantidad de DEET contiene el repelente. Utilizar productos cuyas concentraciones no superen el 30%.

• Seguir siempre las instrucciones que están en la etiqueta del producto.

• No aplicar el repelente debajo de la ropa.

• No aplicar el repelente en cortaduras, heridas o piel irritada.

• No rociar productos con DEET en áreas cerradas.

• Para niños, el adulto debe aplicarlo en sus propias manos y después extenderlo sobre la piel del niño. Evitar aplicarlo en los ojos y boca del niño y usar cuidadosamente alrededor de sus oídos.

• No aplicar el repelente en las manos de los niños (los niños podrían poner sus manos en sus bocas).

• No permitir que los niños pequeños se apliquen ellos mismos el repelente.

• No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.

Tratamiento

El tratamiento puede ser domiciliario indicando al paciente que concurra al centro de salud si aparecen los signos de alarma.

Se debe indicar reposo y reposición de líquidos (caldos, jugos de frutas, leche, sales de rehidratación. No administrar agua solamente).

Corresponde proteger al paciente de la picadura de mosquitos mientras se encuentre febril, para evitar la transmisión viral.

Se puede indicar Paracetamol para el dolor y la fiebre. Están contraindicados los otros anti-inflamatorios no esteroides (diclofenac, ibuprofeno, naproxeno, aspirina), corticoides, antibióticos.

El tratamiento de estos pacientes debe ser siempre hospitalario.